Es la postura más conocida, apreciada universalmente tanto por los principiantes como por los expertos. Los dos acostados, el hombre se coloca entre las piernas de la mujer para penetrarla.

Unos cojines colocados bajo las nalgas de la mujer modifican el ángulo de inclinación de la vagina y permiten una penetración más profunda.

Posición confortable y natural para los dos amantes.
El hombre goza de una amplia libertad de movimientos.
Durante la cópula, la pareja puede mirarse y besarse.

La mujer tiene muy restringida su libertad de movimientos.
Esta postura puede llegar a aburrirle. ¡Práctiquela con moderación…!

KAMASUTRA 2010 - WEBMASTERS INTERCAMBIOS - POWERED RED7000